lunes, 22 de febrero de 2010

Mi viaje en españa.

Hola,
Primero, quierro disculparme porque no he hecho el trabajo anorexico. no lo he hecho porque estaba en España y antes habí un cursillo.
Al cambio, voy a escribir la que comí en España.

A mi gusta la tortilla, tambien en baocadillo.
Comí tambien churros con chocolate.
Probé un polvoron. Estos pasteles me gustan mucho.
Para acabar, el turrón es lo que prefiero y traé un poco a mi casa.

A mi me gusta la comida española pero en Francia comemos menos.

Hasta luego.

lunes, 15 de febrero de 2010

Anton es un chico gordito. Siempre ha sido un alumno perfecto. Nunca ha tenido dificultades con los estudios y sus padres son muy contentos de él. Su familia es pobre y no puede dar mucho dinero a su hijo. Cuando era pequeño Anton no sentía necesidad de dinero pero con los años esta necesidad vino. Sus padres no podían darle más dinero. Por esto ya a 15 años Anton decidió que iba a tomar estipendio gracias a sus notas buenas en escuela. Para este alunmno los estudios eran fáciles pero tenía problema solo con un sujeto. A causa de su obesidad no podía sacar ni una nota buena en física. Ya al fin del año viendo sus notas Anton entendió que no eran bastante buenas para tomar estipendio y él era muy descontento. Todo su verano el chico pasó practicando deportes y entró en forma fisica mejor. Al año siguiente él podía tener éxito en cada sujeto incluso la física y sus notas ya eran bastante buenas por lo que él quería. Anton era muy contento de lo que había conseguido con tantos esfuerzos.

martes, 9 de febrero de 2010

Mi amigo "El gordito"

Hola me llamo Bonifacio Moreno Cruz .Tengo quince años, vivo con mi madre y mi padre. No tengo hermanos y mis tías dicen que estoy un poco mimado, pero que sabrán ellas.

No tengo muchas aficiones, no se me da bien los deportes y prefiero quedarme en casa escuchando música o tirado sin hacer nada a salir.

Con esta es la quinta vez que cambio de instituto, no es por gusto tengo mis motivos para cambiarme pero no quiero empezar presentándome contando mis penas.

Espero conoceros muy bien.

Saludos

BONI

Así se presentaba Boni, un chico con obesidad, a su nueva clase de 3º de ESO.
Lo que Boni no sabía era que su infierno no había comenzado aun.

El primer día de clase después de que su madre lo dejara en la puerta de su nuevo colegio, donde ya algunos niños más mayores empezaron a reírse de el por ser simplemente gordo, entro en clase y su gran sorpresa fue enterarse que le tocaba educación física, aunque su sorpresa fue en aumento cuando vio en mitad del patio una colchoneta para hacer el salto de altura.
Todos sus compañeros desde el más pequeño al más alto pasando por cada uno de ellos lo saltaron sin problemas, al llegarle su turno Boni comenzó una carrera lenta e irregular que culmino con una caída limpia en el momento de batir para saltar.

Ese día todos los niños de la clase comenzaron a ponerle motes desde el patoso, pies de plomo y el más común e hiriente Gordo.

Aquel día fue la sentencia para Boni, todo volvía a ocurrir como siempre los chicos le quitaban el bocadillo, bajaban los pantalones entre clase y clase y le colgaban la maleta en lugares altos para que no llegara todo acompañado de la palabra gordo.

La situación se repitió durante todo un trimestre, los profesores no le ayudaban, su madre no le hacía caso y su padre estaba muy ocupado con su trabajo. Así que tomo una de las decisiones más difíciles de su vida, se propuso hacer EJERCICIO.

Al principio lo paso muy mal pero poco a poco fue cogiendo forma fisica aunque le servia para poco por que seguia teniendo el mismo aspecto corporal , eso si . . . ahora estaba mucho mas contento y feliz por que sabia que estaba intentando mejorar su condicon fisica y lo mas importante su salud.

FIN

Mi amiga con anorexia

Sonia es mi amiga desde hace tiempo . . . pero hace unos meses que no hablamos mucho y es que está enferma.
Ella dice que no pero todos sabemos que desde que se le metió en la cabeza esa idea de ser modelo no es la misma.

Todo comenzó hace solo unos meses cuando al instituto vino una profesional de la moda a dar una charla, ella comento como es la vida de una modelo que todo lo que se dice de bulimia , anorexia de las chicas es mentira. Esto hizo que muchas chicas se apuntaran a unos cursos de formación para pasarelas juveniles,, una de ellas fue Sonia.

A partir de ese día dejó de salir en mi grupo de amigos , la veíamos sola en los recreos, cada día mas demacrada y famélica llegando a un punto de derrumbbarse en mitad de la clase por una bajada de tensión o azúcar nunca llegamos a saberlo.

Con el tiempo dejo de venir a clase su madre iba a justificar sus faltas diciendo que había cogido una gripe , al principio esa escuza valía pero con el paso de las semanas cada vez era mas difícil de creer.
Hasta que por fin un día Cristina , la madre de Sonia, llamo a mi casa preguntando por mi, ella me contó todo lo que le pasaba a su hija y que hiciera lo posible para ayudarla. Sin contarle nada a mis demás amigos me dispuse para hacer una fiesta a la que la invite.

Todo iba bien todos reíamos incluso Sonia pero a la hora de comer se hacia la loca o se iba a mirar por la ventana. Llegue a obligarla, sin hacerle daño ni por la fuerza a que aceptara un bocadillo, me lo rechazo y se fue de la fiesta.

Ha día de hoy Sonia , ni se ha curado ni lo intenta. Mis compañeros y yo llegamos a la conclusión de que no se puede ayudar a quien no quiere ayuda.

Relato: "Mi amiga es anoréxica"

Laura siempre había sido una chica encantadora. Se llevaba bien con todo el mundo y le encantaba estar con sus amigos.

A la edad de 12 años, su cuerpo empezó a cambiar, y su carácter también. Se estaba haciendo una mujer, y le daba rabia que sus padres la trataran como si fuera una niña pequeña. Su cuerpo también cambió. Ya no era la niña delgaducha que había sido siempre, aunque tampoco estaba gorda, simplemente estaba un poco más rellenita debido a sus curvas.

Eso no le afectaba, hasta que un día, hablando con sus amigas salió el tema de conversación del peso y de la forma de cada una.

- A mí no me gusta mi cuerpo…soy demasiado bajita…si fuera más alta sería más esbelta-dijo Sandra.

- ¿Más alta? Ojala fuese yo más bajita y más gordita…estoy tan delgada que me dicen que soy como un palillo de dientes-dijo María.

- Pues Sandra aunque sea tiene forma…yo no tengo ni pecho ni culo-dijo Ana.

-¿Y a ti que te parece tu cuerpo Laura? -Pues a mi…no sé me parece que no estoy mal…

-Bueno no estás mal…aunque tampoco estás bien del todo-dijo María.

-Si fueses más alta y tuvieses menos barriga…-dijo Ana.

Y así siguió la conversación hasta que Laura se marchó a su casa. Mientras que iba caminando hacia su casa no hacía más que darle vueltas a la cabeza… ¿estaría gorda?, ¿la criticarían sus compañeros por eso?...

Cuando llegó a casa se paró enfrente de su espejo y se observó. Cuanto más se miraba, menos le gustaba aquella imagen. Se quitó la ropa y se quedó en ropa interior .Definitivamente no le gustaba aquel reflejo…tenía que cambiar su cuerpo y cuanto antes mejor.
En los días siguientes no se concentraba bien en las clases, tenía que encontrar la forma de ser como las modelos que salían en la tele…delgadas y esbeltas.

Dejó de comer… y cuando lo hacia porque su madre la obligaba, vomitaba a escondidas
Tiraba el bocadillo que su madre le preparaba para el recreo.

Se miraba en el espejo una y otra vez…pero se veía igual aunque cuando se pesaba, los números le decían que su peso bajaba. Discutía con su madre, que le decía que si seguía así la llevaría a un médico y que la tendría que internar en un centro. Pero Laura la engañaba una y otra vez excusándose diciendo que comía con sus amigas en la calle y que cuando llegaba a casa no tenía hambre.

Se sentía cada vez más débil y sin ganas de nada, solo de estar delgada. Sus amigas le preguntaban que qué le pasaba cuando iba al baño, que por qué vomitaba y no comía .La situación llegó a tal punto en el que Laura no podía controlarse. Dejó de asistir a clase, y sus padres la llevaron al médico, donde le dijeron que su hija tendría que ser internada en un centro de recuperación.

No fue fácil para Laura y tampoco para su familia, pero salió recuperada y concienciada de que lo que había hecho no había estado bien y que no había pensado en las consecuencias.

Laura ahora es feliz, asiste a clase y se divierte con sus amigos aunque a veces, le atormenta aquellos malos recuerdos de dolor y sufrimiento.

Relato: "Mi amigo el gordito"

Pablo es un adolescente de 15 años, al que le gusta escuchar música, hacer deporte, y estar con sus amigos como a cualquier chico de su edad. Es un chico extrovertido, simpático y siempre está dispuesto a ayudar a las personas que lo necesitan.

Un día, Pablo comenzó a sentirse mal, y se lo dijo a su madre. Cuando fue al hospital lo tuvieron ingresado varios días y le diagnosticaron un problema hormonal por lo que se tuvo que quedar en el hospital varios días más.
Con el problema que le detectaron, Pablo empezó a cambiar físicamente ya que engordaba aunque comiera igual que antes.

Él pensaba que cuando volviera al instituto, todos sus compañeros le iban a mirar raro, por el gran cambio que había experimentado su cuerpo y porque ahora sería diferente.
Pero cuando se reincorporó a las clases sus compañeros lo recibieron bien ya que sabían que Pablo había cambiado físicamente, pero seguía siendo el mismo chico simpático de siempre, es más le ayudaban en lo que necesitara y le animaban en la clase que más le costaba, educación física. Pablo estaba muy feliz, porque sus temores a ser mal recibido no se habían cumplido.